HISTORIA DE OLÉ OLÉ (2) 

BAILANDO SIN SALIR DE CASA: EL RETO DE DEMOSTRAR QUE ERAN UN GRUPO

     

El éxito había acompañado al grupo desde sus inicios, pero ahora se sometían a una prueba de fuego: debían demostrar que podían sobrevivir al abandono de una cantante tan carismática como Vicky Larraz y de uno de sus principales compositores, Luis Carlos Esteban. Pero de nuevo la fortuna estuvo de su lado y contaron con el apoyo de una nueva casa de discos, Hispavox. La nueva voz, Marta Sánchez, llegaría procedente del grupo Cristal Oskuro.

A finales de 1985 presentaron a la nueva cantante con el lanzamiento del single y maxi y Lilí Marlén, que empezó a sonar en todas las emisoras y televisiones. El éxito les volvió a sonreír y esto propició el lanzamiento de su tercer álbum en 1986, bajo el título de Bailando sin salir de casa

Así se llamó también el segundo sencillo extraído del Lp, un tema compuesto por Marcelo Montesano, hermano de Gustavo, que ocuparía el lugar de Luis Carlos Esteban como teclista y compositor del grupo. 

El tercer single fue una poderosa balada compuesta por Gustavo Montesano, Déjame sola, una de las canciones más brillantes del disco. El cuarto y último single sería de nuevo un tema de Marcelo, Yo no me subo al coche de cualquiera.

El álbum consiguió un notable éxito y llegó a ser disco de oro (más de 50.000 copias vendidas). Marta Sánchez comenzaba a ser una cantante muy conocida, y lo que es mejor, el grupo había aprobado con nota el examen de su nueva formación.

       

 

LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS : LOS CABALLEROS PREFIEREN A MARTA

Marta decide de la noche a la mañana teñirse de rubia platino. Esto asusta a la compañía y a sus compañeros, pero sirve como nuevo planteamiento para la imagen y título del cuarto Lp del grupo, Los caballeros las prefieren rubias. En la primavera de 1987 comienza a sonar Sola (con un desconocido), que se convierte en su nuevo número uno  y coloca el álbum en el top 20 de superventas. Llegan a superar el disco de platino (más de 150.000 copias vendidas). El segundo single sería Yo soy infiel, un tema lleno de energía que Marta interpreta con garra y profesionalidad, demostrando que es una artista completa cuya voz mejora con el tiempo.

 

A comienzos de 1988 se extrae el último single del lp, Secretos, un tema muy bailable que se convierte en un superéxito instantáneo: alcanzó el número 1 de la lista de los 40 principales en su segunda semana.

Pero además de los temas extraídos como sencillos también suenan otras canciones del disco en radio y televisión, como la versión de la canción italiana La Bámbola, que consigue notable éxito, Ansiedad o Poema en el avión.

La popularidad de Marta es cada vez mayor y con ella arrastra al grupo a lo más alto de la música pop del momento. Un hecho circunstancial incrementó extraordinariamente la fama de la artista. A finales de aquel año 87 llegó a España Sabrina, una exuberante cantante italiana que a golpe de “Boys, boys” demostró y mostró cuales eran sus encantos. Entonces todas las miradas se volvieron hacia la atractiva cantante española, que vio como su encanto y su música eran preferidos por la mayoría de los españoles. Marta Sánchez se convertía en la sex-symbol más importante de aquellos años.

 

CUATRO HOMBRES PARA EVA: TODAS LAS MIRADAS SE DIRIGEN HACIA MARTA

La portada de su quinto Lp sería muy reveladora: los cuatro chicos mirando hacia la izquierda, pero sin saber a donde. La respuesta en el interior del libreto del álbum: una sexy Marta Sánchez posa para deleite de sus fans, convertida ya en la cantante más popular y deseada del momento.

 

El nuevo disco, Cuatro hombres para Eva se convierte en un nuevo éxito y vuelve a superar el disco de platino. La mayoría de las canciones están hechas a la medida de la nueva imagen sexy de Marta. El ejemplo más claro es Supernatural, su nuevo single, que se convierte en número 1 a lo largo del verano de 1988. En estos meses Olé Olé es el grupo que más conciertos realiza por toda la península. También en esos momentos comienza la conquista de América Latina, donde el grupo comienza a adquirir una notable popularidad.

Los nuevos singles que darían vida al Lp serían Vecina, Sólo es un viaje y Búscala. La versión realizada en esta ocasión fue el bolero Quizás, quizás, quizás. Olé Olé y Marta Sánchez eran el grupo más popular del momento junto con Mecano y no había programa ni revista donde ellos no aparecieran con su imagen y su música.

Tras terminar la gira de este disco, Emilio Estecha decide abandonar el grupo.

 

1990: OLÉ OLÉ Y MARTA SÁNCHEZ EN LA CUMBRE DEL POP ESPAÑOL

Hispavox tira la casa por la ventana con su grupo estrella y les consigue una producción de lujo para su sexto Lp, que llevaría el escueto título 1990. Se marchan a Estados Unidos a grabar bajo las órdenes de Jorge Álvarez, su productor habitual y de Nile Rodgers, un reputado productor norteamericano que había formado parte del grupo Chic y había producido a cantantes como Madonna. Nile Rodgers compone y produce para Olé Olé dos canciones, Te daré todo y Soldados del amor. Esta última se convierte en el primer single del nuevo disco y alcanza la cima del éxito en el verano de 1990, colocando además el lp en el top 5 de la lista de superventas. 1990 se convierte en el disco más vendido de Olé Olé, superando el doble disco platino.

  

La presentación del disco en televisión se lleva a cabo en el programa de Concha Velasco Viva el espectáculo, donde Marta interpreta los tres primeros singles del álbum, Soldados del amor, Con sólo una mirada y, ante una emocionada y agradecida Cocha Velasco, La chica ye-yé. El cuarto single, ya a comienzos de 1991, sería Te daré todo. Realizan una gira de conciertos tanto en el verano de 1990 como en 1991. Además, se graba una versión en inglés de 1990, con 5 temas en inglés, aunque no se llega a promocionar. También a finales de 1990 Olé Olé es elegido para viajar al Golfo Pérsico y actuar ante las tropas españolas destacadas en la Guerra del Golfo. Marta interpreta diversas canciones y anima a los soldados. El show es transmitido por Televisión Española en las navidades de ese año.

A finales de 1991 el fenómeno Marta Sánchez había tocado techo y a nadie le extrañó que decidiera emprender carrera en solitario.

De nuevo, y tras 6 exitosos discos, Olé Olé se quedaba sin cantante.

 

Arriba   |    <<  Anterior   |   Siguiente  >>